• Feed RSS

1/13/2012

Breve historia y origen sobre la depresión


Según el manual de psicopatología DSM-IV-TR del año 2005.
Define depresión a  un trastorno afectivo que varía desde bajas transitorias del estado de ánimo, que son características de la vida misma; hasta el síndrome clínico de gravedad y duración importante con signos y síntomas asociados marcadamente distintos a la normalidad.


Conocida en sus inicios con el nombre de melancolía (griego clásico “negro” “bilis”)



El origen del vocablo depresión se encuentra en la expresión latina de y premere (empujar, oprimir hacia abajo). Su uso se registra por primera vez en Inglaterra en el siglo XVII.

Richard Black Moore medico de Guillermo III de Inglaterra y poeta, habla en 1725 de estar deprimido en profunda tristeza y melancolía.
Robert Whitty 1764 relaciona depresión mental con espíritu bajo hipocondría y melancolía.
En 1808 hacia el siglo XIX el término depresión va ganando terreno y se usa junto al de melancolía para designar a la enfermedad, mientras este último suyo conservando su uso popular y literario.

Wilhem Griesinger empleo por primera vez el termino estado de depresión mental como sinónimo de melancolía para nombrar la enfermedad, y manteniendo depresión para referirse a un estado de ánimo. Afirmaba que la melancolía era forma de depresión mental, expresión que se atribuye.

Adolf propuso abandonar el término melancolía y sustituirlo por el de depresión.
En esta batalla por la nomenclatura se llego a la redundancia de llamar melancolía a la depresión con síntomas leves.

El termino ciclotimia fue usado por Karl Ludwing Kahlbaum en 1863 para designar las variaciones de la fase depresivas y maniaca a modo de ciclo repetitivo y periódico.

Los intento más remoto de comprender científicamente la depresión se deben a Hipócrates (siglo IV). 
Hipócrates emplea el término genérico de melancolía para dar cuenta de esto a estado de abatimiento, inhibición y tristeza. Para este la melancolía se debe a desequilibrio en la secreción de bilis negra, o bien una mala combustión de esta sustancia dentro del organismo que daría lugar a resto toxico; de hecho este término proviene del griego melaine chole (bilis negra).
Esta concepción hormonal de los trastornos mentales se conservara prácticamente intacta en la medicina occidental hasta el siglo XIX.
Aunque el termino melancolía era la etiqueta diagnóstica más usada.

La palabra depresión se comienza a utilizar con frecuencia durante el siglo XIX se emplea como termino diagnostico con bastante asiduidad(Jackson 1985).

El cambio conceptual fundamental lo proporciona el psiquiatra alemán Kraepelin a fine del siglo pasado. En la sexta edición de su influyente manual de psiquiatría (1896) diferencio la demencia precoz (llamada esquizofrenia poco después por Bleuler) de la enfermedad maniaco- depresiva. Estas dos enfermedades se diferenciarían por su historia familiar, su curso y gravedad, los maniaco depresivos tendrían una mayor historia de antecedentes de enfermedad; menor gravedad y un curso menor crónico que el de la esquizofrenia. Sin embargo el termino maniaco depresivo de Kraepelin incluía cuadro que hoy denominaríamos depresión mayor, distimia, trastornos bipolar o ciclotimia para este las causas de la enfermedad maniaco - depresivo eran innatas e independiente de causas sociales o psicológicas.

El estado de ánimo deprimido es una de las condiciones de malestar psicológico más frecuentes de los seres humanos Perris y Clerman han sugerido que la era de la angustia (los años cincuenta) le ha sucedido la era de la depresión. De hecho la depresión es el diagnostico clínico que se emplea con más frecuencia y el potencialmente tiene más peligro de mortalidad debido a la conducta suicida.