• Feed RSS

1/05/2012

La cuestión naturaleza-crianza desde la perspectiva del conductismo psicológico


Introducción


A continuación veremos estas explicaciones expuesta por Arthur Staats, sobre la personalidad. La  cual expresa la situación que explica; la biología y el aprendizaje, llevando así una rivalidad entre ambas, ya que una hacen menguar a la otra.

Este documento enseña que el aprendizaje y la biología se presentan en forma de lucha a la decisión conductista.


La cuestión naturaleza-crianza desde la perspectiva del conductismo psicológico

Existen dos explicaciones rivales de la personalidad; el aprendizaje y la biología. Entre mas importante sea una, meno importante es la otra. Esa competencia entre las dos explicaciones le suele llamar cuestión naturaleza-crianza.

En la crítica de Arthur Staats, argumenta que la evolución biológica ha contribuido a la sobrevivencia humana al hacer a nuestra especie altamente adaptable, ya que de esa forma podemos sobrevivir en una variedad de ambientes diferentes, aprendiendo a comportarnos de formas que sean adaptativas en cada ambiente particular. Nos adaptamos por medio del aprendizaje.

Staats también ha considerado el impacto de los factores biológico en el aprendizaje tal como afecta a los individuos. Su análisis es consistente con el sentido común y proporciona un marco de referencia en el cual las aproximaciones fisiológicas a la personalidad pueden integrarse con los enfoques conductuales. El aprendizaje se almacena en representaciones biológica, y de esta forma los factores biológicos pueden influir en el aprendizaje; sea teniendo en un impacto en el proceso del nuevo aprendizaje o influyendo en el almacenamiento biológico del aprendizaje previo.

Durante el proceso de aprendizaje los factores biológicos pueden facilitar o impedir ciertos tiempos de aprendizajes. Staats surgieres que muchos trastorno con una base biológica, como el síndrome de Down, afectan el aprendizaje.

La gente con esas variaciones biológicas pueden aprender con mayor lentitud, o con diferentes secuencias de tareas y reforzamientos, que otros. Sin embargo, pueden aprender si su ambiente le brinda la oportunidad. La teoría proporciona dirección para una intervención efectiva al conocer que las diferencias biológicas no causan directamente loa síntomas típicos de esos trastornos, si no que solo cambian las circunstancias de el aprendizaje.

No negando que la herencia tiene un efecto, Staats describe muchas formas de interactuar con los niños que mejoran su inteligencia.

Staats enseño a su hija los números sosteniendo una o dos pasas, diciendo los números y recompensado la imitación de esos números con (por supuesto) las pasas.
También enseño las letras del alfabeto usando tarjetas. Es probable que los niños con experiencia preescolar como esa sobrepasan a sus compañeros en los primeros años de la escuela, y estos también más fáciles las lecciones posteriores, aumentando las ventajas. Staats afirma incluso que los test de inteligencias no cubren una capacidad innata para aprender, sino el repertorio conductual que se requiere para el éxito educativo, como el efecto de esas lecciones preparatorias preescolares. El entrenamiento sistemático de niños de cuatro años proveniente de un entorno con privación cultural dio por resultados avances en la lectura, escrituras y habilidades numéricas, y una ganancia de doces puntos en la puntuación CI promedio.

Se piensa que el hecho de que una persona sea tímida o no se debe a un temperamento dado en la biología. Sin embargo, Staats cuestiona este punto de vista.
Señala que los padres varían en sus infecciones con los niños y que en tanto no estudiemos a fondo las diferencias en esa crianza, por ejemplo en las infecciones de juego y las tranquilizadoras es prematura suponer que las diferencias tempranas en el temperamento deben ser biológicas y no aprendidas. Incluso si fueran parcial mente biológicas, el impacto de las pequeñas diferencias en la sociedad de el niño puede ser magnifica por las diferentes reacciones de los adulto a un lactante que sonríe con calidez, y por las diferentes reacciones de los compañeros en la niñez, la adolescencia y mas adelante. El aspecto también importa. Las observaciones de las madres con sus recién nacidos documentan las importancia de la apariencia de un niño. Los bebes bonitos reciben interacciones mas positivas de sus madres; los retenían cerca, los arrullaban y les hablaban, revisaban los pañales y entre otras cosas.

Evaluación de la personalidad desde una perspectiva conductual

A diferencia del conductismo racional, que supones que los test de personalidad son inútiles, conductismo psicológico considera que muchos test de personalidad ofrecen información útil acerca de los repertorios conductuales. De acuerdo con Staats, aunque es obvio que la prueba de auto reporte no proporciona del tipo de evaluación conductual objetiva que podrían producir un observador, a menudo resumen los repertorios conductuales básicos con la cercanía suficiente para tener valor.
Los tests de inteligencia evalúan las conductas que se ha demostrado predicen el éxito académico, y el por tanto miden necesariamente la conductas básicas que proporcionan el cimiento para el aprendizaje escolar.

Los teóricos consideran cada vez mas las conductas, a la que Donald Fiske, se refiere como la “personalidad en acción”. Este es un cambio de enfoque importante en el pasado, la mayor parte de la investigación de la personalidad descansaba en cuestionarios sobre la conducta.

El enfoque de la frecuencia conductual en la medición de la personalidad

Los teóricos de la personalidad suponen que los rasgos de personalidad predicen o causan la conducta.

Si una persona se comporta con frecuencia de una manera distinta con seguridad estos es evidencia de la personalidad.
 Puede decirse que una persona que con frecuencia llora y habla de temas sombríos es depresiva. Alguien que con frecuencia da regalo y dedica su tiempo ayudar a los otros pueden conciderarce generoso.

El enfoque de la frecuencia conductual en la medición de la personalidad utiliza procedimientos sistemáticos para evaluar la secuencia de conductas prototípicas para influir los rasgos de personalidad de un individuo.
Se necesitan varios pasos para asegurar que las conductas son relevantes  para el rasgo. Primero se pide a los sujetos que mencionen actos que son buenos ejemplo de la categoría considerada.

Los investigadores han usado el método de frecuencia conductual para evaluar una variedad de rasgo, incluido la dominación (Angleitner, Buss y Demtroder, Buss y Crack), la sumisión, la agradabilidad, lo pendenciero, lo gregario, lo distante y el desamparo.

El enfoque de la frecuencia conductual a contribuido hacer observable la evaluación e la personalidad, pero no ha dejado de ser cuestionado.

Una síntesis emergente de la personalidad y el conductismo

El enfoque conductual ha emergido de su posición inicial de conflicto con la personalidad. Algunos conductistas hasta han sugerido influir la medición de los rasgos de personalidades la plantación del tratamiento conductual.

Cualquiera que sean los aspectos particulares de la personalidad y las situaciones que al final demuestren mayor utilidad, el análisis teórico del desarrollo y cambio de la personalidad es más específico en el conductismo que en muchas teorías. No obstante, esta imagen esta todavía lejos de estar completa. Arthur Staats reconoce que “todavía no se identifica muchos de los RCB involucrados en la personalidad.


Conclusión


Sin lugar a duda estas explicaciones ilustra la enseñanza de que cada ser humano posea una biología y adquiere un aprendizaje el cual ambos son participe de un encuentro mental llevando al individuo a tener mas tendencia por una que por otra, de estas explicaciones que pudimos ver atreves de la critica de Staats.